miércoles, septiembre 16, 2009

PSIQUE -hablando a una pared- [capitulo trece]

13. Fuego.

Prendí un cigarrillo.
Quería sentir esa fabulosa tranquilidad.
Llenarme de nicotina y alquitrán.

Fue ahí cuando escuche su voz de nuevo
Luego de largas horas.

-No lo hagas.
Por que no habría de hacerlo?
Había muy pocos placeres de los cuales aún podía disfrutar.
Y lleve el cigarro a mi boca.

-No lo hagas.
Repitió casi como una suplica.
Y me arranco el cigarro.
Y lo apago en su palma.

Y pude ver cuanto le dolía.
El asqueroso fuego destruyendo su piel.
Cicatrizando mi idiotez.

Descubrí su dolor en la fuerza con la que cerro sus ojos
En esa lagrima que corrió por su mejilla.

Ahí fue cuando supe cuanto mal podía hacerle.
Cuan peligroso era para ella.
Y cuan tarde era para poder alejarme.

3 comentarios:

Cronopia dijo...

Sofía, me alegra tenerla de vuelta, aunque sea temporalmente...

Delirio dijo...

Oye me gustó leer esto. Pero yo si continuo disfrutando de la nicotina, con mucho entusiasmo.
Saludos.

palabrelepípeda dijo...

Genial.