sábado, septiembre 21, 2013

Cuidado con las mezclas.

Cuidado con las mezclas.
Cuidado, a no mezclar.
Tu tema con mi tema. Tus cosas con las mías. Tus traumas con lugares donde yo no estaba una noche de mayo que llovía una eternidad.

Cuidado. Tus cosas por resolver y mis cosas sin procesar no deberían perecer en la misma jaula.
Los pretéritos pasados siempre sobran para condimentar sopas de inseguridades que no se tragan así nomás.

Cuidado. Tengo miedo y hay verbos que se hacen difíciles.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Fascinante, no deje de escribir. Vuestras palabras son matices de luz.

Anónimo dijo...

Queremos poesía NUEVA, ¿Dónde estás?